13 octubre, 2015

Bodegas Canopy en el Hans

vic3b1edo-bodegas-canopy-vinopremier

 

 

En uno de nuestros últimos viajes a España tuvimos la suerte de probar los vinos de Bodegas Canopy de la D.O. Mentrida. Nos gustaron tanto que decidimos importarlos nosotros mismos al no encontrarlos en Austria.

La andadura de Bodegas Canopy comienza en noviembre de 2003 cuando Belarmino y Alfonso (los dueños de la bodega) inician la búsqueda de viejas viñas de garnacha en las que basar el proyecto de elaborar vinos desde la viña.

Fue en Méntrida donde localizaron un viñedo antiguo de garnacha que se adecuaba a sus exigencias.

En la actualidad las diferentes viñas de Canopy suman un total de 19 hectáreas divididas entre las variedades garnacha y syrah.

Varias características personalizan esta de otras bodegas. La antigüedad de los viñedos, con edades comprendidas entre los 40 y los 90 años; su situación, entre 750 y 985 metros de altura sobre suelos muy graníticos; y por último su filosofía de elaboración, Alfonso y Belarmino han puesto en práctica una viticultura sostenible mínimamente intervencionista, están convencidos de que han de explorar el carácter diferenciador de la materia prima, la Garnacha. Por ello, utilizan barricas de mayor volumen –500, 700, 1.500 y 2.000 litros– pues creen que la madera sólo debe acompañar y engrandecer la fruta, mejorando su frescura y potenciando la mineralidad de estos singulares vinos.

 

Por ahora hemos incorporado a la carta 3 de sus vinos:

– Castillo Belarfonso 2014

belar

Castillo de Belarfonso es la expresión más ligera, amable y noble del tesoro de garnachas que ha redescubierto esta bodega en la sierra de Gredos. Un vino de ricos matices frutales, sin falsas pretensiones pero que seduce al primer trago con sus nítidos matices de fruta roja, sin interferencias (los 5 meses de crianza en barricas no se hacen evidentes). Y que invita servirse otra copa.

Peñín: 92 Puntos, Parker: 89 Puntos

– Malpaso 2014

Captura de pantalla 2015-10-13 a las 21.33.36

Malpaso es un inusual monovarietal de Syrah que expresa como pocos el potencial de esta variedad de uva, perfectamente adaptada a las exigentes condiciones de la zona de Méntrida. Los potentes aromas de fruta negra y especiados, una buena estructura e intensidad, son sus principales señas de identidad.

Peñín: 94 Puntos, Parker: 92 Puntos

– La viña escondida 2011

Captura de pantalla 2015-10-13 a las 21.35.16

Este monovarietal es considerado por los críticos una de las mejores garnachas de España.

La Viña Escondida se elabora con racimos de una vieja viña de Garnacha de 68 años situada en una colina muy rebuscada.

Es un vino intensamente balsámico. De inmensa complejidad aromática. Muy fino en boca, textura sedosa y todo el monte bajo metido en una copa. Una elegancia y una plenitud como para plantarle cara a un Château Rayas.

Peñín: 95 Puntos, Parker: 93 Puntos