js_3
28 octubre, 2015

Javier Sanz Viticultor en el Hans

9928_43_JavierSanz_Viticultor_Vinedos_O

 

Javier Sanz Viticultor es la otra bodega que hemos decidido importar directamente desde España. Es una bodega especializada en la elaboración de vinos blancos de calidad y de autor, enclavada en el municipio vallisoletano de La Seca (D. O. Rueda, Castilla y León).

Su filosofía se basa en la conservación de viñedos prefiloxéricos (con más de 150 años), de variedades autóctonas y en la recuperación de variedades casi extinguidas.

Por ahora contamos con tres de sus vinos:

Javier Sanz Verdejo 2014

Captura de pantalla 2015-10-28 a las 11.03.23

Las uvas Verdejo con las que se elabora este vino son el resultado de la selección más personal de Javier Sanz. Agradable y placentero, sus frescos aromas recuerdan al pomelo dulce y la piña y muestran ligeras notas de anís e hinojo. El suelo donde se encuentran estos viñedos está compuesto por una superficie de cantos rodados y subsuelo arcilloso, factores que aportan al vino un toque mineral.

Peñin: 92 Puntos

 

V Malcorta 2014

Captura de pantalla 2015-10-28 a las 11.03.56

Procedente de una uva verdejo casi extinta y ahora rescatada por Javier Sanz que, después de años de investigación, ha creado un vino único. La dificultad de su vendimia, de ahí su nombre “malcorta”, la condenó al olvido, pero su letargo ha llegado a su fin.

V Malcorta nos entrega una versión de la Verdejo singular y realmente sorprendente en matices. Floral, cítrica, con una agradable acidez natural y una marcada persistencia, puede entrar a competir seriamente entre los mejores blancos de la denominación Rueda.

Peñin: 92 Puntos

 

V Dulce de Invierno 2014

Captura de pantalla 2015-10-28 a las 11.04.19

 

Un vino goloso y único, fruto del mestizaje entre la Verdejo y la Moscatel. Su dulzor y sus tonos ambarinos son el resultado de tres fases de compleja elaboración: la congelación de la uva, el secado natural en un sobrado sombrío y la vendimia tardía. Después de esta ardua gestación, reposa ocho meses en barrica de roble francés.

En boca la conquista es total, con una acidez muy bien compensada con el azúcar. Sabroso, de paso largo, muy equilibrado, y un postgusto tremendamente agradable.

Peñin: 91 Puntos